DECLARACIÓN DE EL ESCORIAL 2022

DIEZ ACCIONES EN EL ABORDAJE DEL DOLOR ONCOLÓGICO

 

  1. La necesidad de dar visibilidad al problema que supone el dolor en el cáncer, en cualquiera de sus etapas.

  2. Que la atención del paciente con dolor oncológico debe ser una atención multidimensional que abarque la esfera física, psíquica y emocional y que se lleve a cabo de forma equitativa. Ofrecer una atención al dolor oncológico holística , multidisciplinar y en todas las etapas, incluyendo a los largos superviviente

  3. Ofertar circuitos de derivación y atención preferente para el paciente con dolor y cáncer, en el que participen todos los profesionales implicados y en el que el paciente y familia sean el eje fundamental del tratamiento pudiendo tomar decisiones sobre el mismo.

  4. El tratamiento de los pacientes con dolor oncológico intenso debe ser realizado por equipos multidisciplinares debidamente formados e integrados en Unidades de Dolor, permitiendo así la utilización de tratamientos con mayor evidencia y mejor relación coste eficacia.

  5. Considerar que las enfermedades oncológicas en pediatría son una causa frecuente de dolor agudo y crónico, a pesar de presentar etiologías, tratamientos y pronósticos diferentes a los del cáncer del paciente adulto y que el tratamiento del dolor en el paciente pediátrico debe basarse en el conocimiento de la enfermedad y en la experiencia de equipos multidisciplinares.

  6. Promocionar los beneficios de la actividad física en el paciente con cáncer mejorando la funcionalidad y la calidad de vida, teniendo en cuenta que cuando hablamos de pacientes con cáncer no debería tratarse de sobrevivir sino de VIVIR.

  7. Fomentar la necesidad de que las estrategias sanitarias europeas y nacionales contra el cáncer incluyan el tratamiento del dolor como una parte fundamental de las mismas.

  8. Necesidad de impulsar alianzas con las asociaciones de pacientes como promotores de la atención centrada en las personas considerando que la lucha contra el dolor oncológico es una tarea común.

  9. Garantizar que el paciente con dolor oncológico tenga acceso a las terapias más innovadoras , eliminar  desigualdades territoriales en la asistencia y potenciar la participación del paciente y familia en el sistema de salud .

  10. Potenciar la inversión en  investigación contra el cáncer, desde el punto de vista básico como valor de prevención y en las terapias analgésicas más innovadoras, porque invertir en investigación es invertir en vida.