¿Dolor? Tómese dos pastillas de realidad virtual. Esta tecnología permite a los pacientes reducir la sensación de dolor

La realidad virtual se ha convertido para muchos pacientes con dolor crónico en una especie de analgésico no farmacológico en su tratamiento porque les permite «teletransportarse» e inmergirse en otro mundo, y hacerlo con tanta intensidad que su percepción del dolor disminuye.
En esa forma de tratar a los pacientes es experto Sergio Fuertes, que con el equipo del Servicio de Rehabilitación del Hospital Universitario de Burgos, les trata de sumergir lo más posible en una realidad paralela, lo más atractiva posible, para tratarles con el menor dolor posible.

Y lo hace este equipo con una realidad virtual «low cost», de bajo coste, tal y como ha explicado en la jornada #Nohaydolor, que se ha celebrado coincidiendo con el inicio del mes contra el dolor.

Puede leer la noticia completa aquí