Ha fallecido nuestro compañero Francisco Javier Cevas Chopitea, coordinador del Grupo de Trabajo de Bioética de la Sociedad Española del Dolor.

Fue un gran profesional, jefe del servicio de Oncología y Cuidados Paliativos en la Fundación Rioja Salud, donde era bien conocida su prioridad por anteponer a los pacientes ante cualquier otro interés, legado que encomendó a sus compañeros el día que se jubiló.

Un ser humano excepcional, de esos que nos sirven de ejemplo a quienes intentamos ser mejores personas para así ser más felices. Así lo consideraban en su ciudad, Logroño, que en 2007 lo distinguió en la XXXII edición de los Premios Riojanos del Año, tras recibir el voto de 40.000 vecinos.

Su implicación en la sociedad civil ayudó a crear el germen de los cuidados paliativos en La Rioja desde 1998, cuando creó un equipo como fruto de un acuerdo entre el INSALUD y la Asociación Española Contra el Cáncer.
Dicha asociación lo distinguió, en su junta nacional de 2012, con la medalla de honor «en reconocimiento a su trabajo y generosa dedicación».

Esa misma actitud participativa fue la que nos permitió poner en marcha el grupo de trabajo de bioética de la SED, en el cual fue un pilar fundamental. Su asistencia a todas las reuniones les daba un toque de humor sereno y sabiduría humilde que inmediatamente generaba confianza y ganas de hacer cosas sin necesidad de personalismos. Su participación entre unas y otras reuniones nos ayudaba a permanecer activos.

Con profundo respeto y agradecimiento por el tiempo compartido, intentaremos continuar la misión en la que nos lideraba.

Gracias, Javier, gracias por todo.

Jaime Boceta Osuna.
En nombre del Grupo de Trabajo de Bioética de la SED.