Investigación y mayor formación específica, las grandes asignaturas pendientes de las unidades de dolor infantil en España

• Un estudio ha analizado las características de las unidades y programas especializados en el dolor infantojuvenil en ocho hospitales de referencia españoles para evaluar los procedimientos y recursos disponibles.1
• El 75% de los pacientes atendidos presenta dolor crónico y el 88% sufre dolores de tipo no oncológico.
• El estudio pone al descubierto que no todas las unidades contemplan la investigación entre sus actividades básicas y muchas no consideran la formación en investigación como un asunto del que deban ocuparse.
• Es el primer estudio de este tipo que se lleva a cabo en España y con él se podría contribuir a mejorar la gestión y administración de recursos de estos servicios.

Madrid, 24 de febrero de 2020.- Una investigación liderada por el doctor Jordi Miró, coordinador del Grupo de Trabajo de Dolor Infantil de la Sociedad Española del Dolor (SED), ha analizado las características de las unidades y programas especializados para el tratamiento de la población infantojuvenil con dolor en ocho hospitales de referencia en España, y ha puesto de manifiesto que la formación específica y la investigación del dolor infantil son las grandes asignaturas pendientes.
La encuesta refleja que todas las unidades tratan a una gran diversidad de pacientes: el 75% padece dolor crónico y un 88% sufre cualquier tipo de dolor no oncológico. Los dolores que se tratan con mayor frecuencia son el musculoesquelético, el neuropático y el dolor por espasticidad.
El estudio también muestra que los programas de tratamiento del dolor infantojuvenil son principalmente farmacológicos, incluso en los casos en los que el dolor es crónico. Así, el 100% de las unidades estudiadas emplean los bloqueos con anestésicos locales para los tratamientos médicos, mientras que los farmacológicos más utilizados fueron paracetamol, ibuprofeno, fentanilo, amitriptilina, gabapentina y benzodiacepinas.
En cuanto al tratamiento de rehabilitación física y fisioterapia, destaca la estimulación eléctrica transcutánea (TENS), presente en todas las unidades, y la terapia cognitivo-conductual en los tratamientos psicológicos, que no todas las unidades ofrecen.
En relación a la labor de los directores de las unidades analizadas, además de las propias de las unidades, también está la sensibilización destinada a la sociedad en general y a los profesionales del sector sanitario. El 88% contribuye con la primera y el segundo se da en el 75% de las mismas.
Sobre la investigación, el 75% de los encuestados considera este punto es primordial, pero en la práctica no se materializa, ya que el 50% de las unidades no había publicado nada relacionado con el dolor en los últimos cinco años. Por otro lado, únicamente el 25% contribuye a la formación en investigación sobre el dolor, siendo MIR (88%) quienes más reciben estos programas, siendo más habitual en residentes de anestesiología y enfermería.
En un estudio previo publicado por el Dr. Miró, en el que participaron 136 expertos en 12 países, denominado ‘’Programas del dolor crónico pediátrico: prácticas actuales e ideales’’2, los expertos definieron las cuatro características básicas que toda unidad del dolor destinada a la población infantojuvenil con dolor crónico debe tener:
– Ser multidisciplinares.
– Ofrecer una amplia gama de tratamientos.
– Incluir la investigación, la formación clínica de especialistas y la educación de la
población, así como la sensibilización social, como parte integral de sus actividades.
– Estar acreditadas por alguna entidad con capacidad para ello.

Un largo camino por recorrer

Según los profesionales firmantes del estudio, el dolor crónico infantil es un problema de salud pública y en el principal motivo de consulta médica en España. Según destaca el Dr. Jordi Miró, coordinador del Grupo de Trabajo de Dolor Infantil de la Sociedad Española del Dolor (SED), director de la Cátedra de Dolor Infantil de la Universitat Rovira i Virgili Fundación Grünenthal, ‘’el tratamiento de niños y jóvenes con dolor ha progresado considerablemente en los últimos 30 años. Sin embargo, en el caso del dolor crónico, el tratamiento médico etiológico, orientado a tratar la enfermedad de base causante del dolor (que acostumbra a ser el primero y, a menudo, único tratamiento que se ofrece), no es suficiente para aliviar o prevenir nuevos episodios de dolor para la mayoría’’.
De ahí la importancia de la investigación que ha liderado el Dr. Miró ya que, en sus palabras, ‘’en España, no contábamos con ningún estudio parecido, y un análisis de estas características era necesario para proponer acciones que mejoren la gestión y administración actual de recursos y programas para el tratamiento del dolor crónico infantojuvenil en España”.
La formación específica y la investigación en dolor infantil ‘’son acciones que en España quedan lejos de una supuesta situación ideal’’, tal y como sostiene el especialista. Aunque la situación a nivel internacional es similar: ‘’es preciso señalar que el déficit de formación no es exclusivo de España, pues situaciones parecidas aparecen recogidas en múltiples informes vinculados a otros países, tanto dentro de la Unión Europea como fuera’’.

Sobre la Sociedad Española del Dolor

La Sociedad Española del Dolor (SED) es una asociación profesional, multidisciplinar y sin ánimo de lucro, fundada en junio de 1990 con la intención de promover trabajos científicos sobre los mecanismos y el tratamiento del dolor, sensibilizar a la sociedad sobre esta problemática y fomentar la mejora constante en la valoración y la terapia de los pacientes que sufren dolor. La SED es el capítulo español de la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP) así como el capítulo español de la Federación Europea de Sociedades del Dolor (EFIC), que a su vez son referencia para temas de dolor en la Organización Mundial de la Salud. En la SED, que cuenta actualmente con más de 1.300 socios, se integran profesionales de distintas especialidades y grados, en su gran mayoría médicos. También forman parte de esta asociación otros profesionales no médicos, como farmacólogos, psicólogos, diplomados de enfermería y fisioterapeutas.

Referencias

1 Jordi Miró et al. El tratamiento del dolor en población infantojuvenil en España: datos de una encuesta sobre los programas especializados existentes. Rev Esp Salud Pública. 2019; Vol. 93: 17 de octubre e1- 11.

2 Miró J, Mcgrath PJ, Finley GA, Walco GA. Pediatric chronic pain programs: current and ideal practice. 2017;0:1–6