La SED y Grünenthal donan termómetros digitales y pulsioxímetros a 271 unidades del dolor de España

Desde el inicio de la propagación del nuevo coronavirus, los profesionales sanitarios de nuestro país han demostrado su entrega y profesionalidad, inspirando a toda una generación que ha visto en ellos a los auténticos protagonistas en la gestión de la pandemia en el cuidado de los pacientes, sufriendo ellos mismos las consecuencias de la enfermedad.

Conscientes de que la situación vuelve a complicarse, y con el objetivo de favorecer el tratamiento del dolor crónico, como una de las importantes secuelas de la enfermedad por Covid-19, la Sociedad Española del Dolor (SED) y Grünenthal Pharma han buscado fórmulas de colaboración para proteger el bienestar y la salud de los pacientes.

En este sentido, la Sociedad Española del Dolor y Grünenthal han donado a 271 unidades de dolor españolas, tanto públicas como privadas, termómetros digitales y pulsioxímetros, con el objetivo de garantizar la seguridad de los profesionales sanitarios y pacientes frente a la Covid-19 en estas unidades, apoyando las medidas anti-Covid que estas unidades ya han tomado.

Juan Antonio Micó, presidente de la SED en funciones, considera esta iniciativa como un ejemplo de colaboración entre las sociedades científicas y la empresa privada, que surge como compromiso de ambas entidades de aunar esfuerzos orientados a la seguridad y cuidado de profesionales y pacientes. “En estos momentos que estamos viviendo en nuestro país y el mundo entero es de agradecer que la iniciativa privada ponga recursos y los comparta con las sociedades científicas, en nuestro caso la SED, para el bien común”. Juan Antonio Micó, expresa su intención de que este hecho “no sea un acto aislado en un momento dado, el actual de pandemia Covid-19, si no que más pronto que tarde se convierta en un modelo de colaboración a medio y largo plazo para el cuidado de los pacientes con dolor y los profesionales sanitarios que los atienden”.