El relato de una paciente gallega con dolor, seleccionado en el Día Mundial contra el Dolor