Un método pionero, que será presentado en el XV Congreso de la SED, logra medir el grado de dolor a través de gestos faciales

Un método pionero que desarrolla el Hospital Universitario de Álava ha logrado medir la intensidad del dolor que sufre un paciente en un momento determinado a través de sus gestos faciales.
La investigación, que se inició hace dos años y que todavía tiene que desarrollarse, será presentada en el Congreso Nacional de la Sociedad Española del Dolor  que se celebrará en Palma de Mallorca el próximo mes de mayo.

Básicamente, el método consiste en grabar imágenes de vídeo de una persona cuando no tiene dolor y después cuando se le produce un estímulo doloroso, y recoger las reacciones de los músculos de la cara.

A través de un intenso trabajo informático se ha conseguido un algoritmo que en las pruebas realizadas hasta ahora han permitido que el sistema coincida en más de un 80% con la estimación subjetiva del paciente de su nivel de dolor.

Este estudio está coordinado por el jefe de la Unidad del Dolor del Hospital Universitario de Álava, Enrique Bárez, que ha explicado a Efe que el objetivo es acertar en el diagnóstico del nivel del dolor de un paciente para “no sobretratarlo ni inframedicarlo”.

Puede leer la noticia completa en los siguientes enlaces:

La Sexta

20 minutos

La Razón

Heraldo de Aragón

Diario de Navarra

Cadena Cope

Eldiario.es